12 mayo, 2014

La bilirrubina

Este título de Juan Luis Guerra, perfecto para el pachangueo, las fiestas bailonas o cualquier corrido salsero, ha perdido todo elemento ligero y agradable a mis oídos. La próxima vez que lo escuche no se me irán los pies, recordaré una de las peores noches de mi vida.

No, no fue la primera ni la siguiente; resultó ser la tercera noche de vida de mis gallifantas (ahora ya con nombre, para los que no tenéis Instagram... María y Carmen). 

La historia de su nacimiento aún no la tengo en mente puesto que sigo en el hospital y el capítulo no se ha cerrado, aunque espero poder pensar y escribir sobre ello para poder recordarlo con el paso del tiempo. 

Esa noche, la más pequeña de las dos, en peso y talla, Carmencita, la pasó en fototerapia porque los niveles de la bilirrubina le hacían recibir tal atención. Algo banal en los bebés que entiendo no supone nada extraordinario dentro de los primeros días de vida. 

El caso es que a ella el tener que separarse de su hermana ( ya no voy a decir de mí por no exagerar), la venda de los ojos y quedarse medio desnuda colgando de una hamaca expuesta a la lámpara de rayos azules, no le hizo mucha gracia... 

Y así se lo hizo entender a todo el que la escuchó durante los dos ciclos de 4 horas que se pasó llorando y entre los cuales me la dejaron temblando en los brazos dos veces durante las dos pausas... 

Salí de la habitación por primera vez aquella noche, sin saber muy bien donde se encontraba el nido común de los bebés, (¿por qué no hice durante el embarazo la visita guiada de la maternidad que proponen para conocer los locales?)... 

Guiada por su llanto desvalido, no me costó encontrar la pouponnière. El franchute me había advertido de que no fuera a verla allí, pero incapaz de pegar ojo en toda la noche me atreví y 5 segundos después me volví a la habitación con el corazón en un puño. 

Cuando a las 7 de la mañana me la devolvieron a la habitación y la acurruqué contra su hermana mil y una emociones se agolparon. 

"Votre fille est très tonique" o "C'est une pile électrique" fueron alguno de los comentarios de las matronas que estuvieron a su cuidado. 

Durante el día todo el mundo me habló de las hormonas y me dijo que no tenía que llorar, me impidieron de algún modo vaciar todo un saco (o dos) de miedo contenido y por contener, que supongo arrastraré un tiempo hasta que sea capaz de pensar en ello sin perder la sonrisa.

Hasta esa noche, la alegría de su llegada a este mundo venía mezclada con la incredulidad al mirarlas y pensar que eran los dos bebés de mi vientre. Me convertí en madre a todos los efectos el día 7 a las 13h33 y a las 13h34 pero me sentí madre esa madrugada del 10 de mayo. ¿He dicho que fue una de las peores noches de mi vida? Es raro porque también fue la mejor noche de mi vida.

Me sube la bilirrubina, ¡ay! me sube la bilirrubina. 





44 comentarios:

  1. Ostras, qué emotivo, me has hecho sufrir, he, he. Besos y a disfrutar de tu maternidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruto disfruto y sufro sufro... Gracias y besos!

      Eliminar
  2. NIña, me has hecho llorar. Con mi niño grande tardé unos días en convertirme en madre de verdad, cuando empezó a llorar sin consuelo. Hasta ese momento estaba incrédula. Y luego, durante los dos meses siguientes, hormonas de por medio, lloré lo que no está en los escritos. Que nadie te diga que no llores. Llora cuando te apetezca, que viene muy bien.

    Besos a las tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ro, dos meses más?? Lo hacen con buena intención, porque creen que no tengo por qué estar triste, y los motivos de las lágrimas son tantos otros! Lo cierto es que estoy muy rodeada y apoyada y eso también me hace llorar!!
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Felicidades por esas 2 preciosidades!!! Disfrutadlas mucho y ves contando cositas cuando puedas. Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cloé. Seguiré haciéndolo, en el camino de la infertilidad hay eventos que te hunden, otros que te empujan a salir a flote, como el nacimiento de un nuevo niño, que da esperanzas a quien sólo espera... Besos

      Eliminar
  4. ¿Quién te ha dicho que no llores corazón? Yo me pasé la primera semana llorando porque me "arrepentía" de ser mamá. No quería coger a África, ni cambiarla el pañal y no quería por nada del mundo quedarme a solas con ella. Si ha eso le sumas que ella no paraba de llorar durante horas porque no era capaz de comer ni bibe ni teta...imagínate el panorama. Hasta que de repente algo hace "click" y te das cuenta que tú eres la que mejor la conoces, con la que más tranquila se queda y que eres la mejor persona para cuidarla ( sin desmerecer a mi pobre Andrew o mis padres esa primera semana eh!). Y encima tu con dos gatitas de golpe....tiene que ser el doble de duro, pero el doble de emocionante...siéntete orgullosisima de haberlas traido a este mundo, de haberlas sentido dentro durante semanas ( eso es único y sólo TUYO) y ahora mucha templanza...y a disfrutar del momento de llevarlas a casa, el primer baño en casa, la primera vez que las verás en la cuna etc...y espera a la primera sonrisa...de verdad que merece la pena todo el "sufrimiento" de los primeros días. BESOS, BESOS y más BESOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se dice porque imagino que no me quieren ver de capa caída, y porque el llanto no hace sino hacer que me duela aún más la cicatriz, pero claro que entienden que estos orimeros momentos son muy especiales. Una mala noche no me impide disfrutar de ellos y de todo lo que nos espera... Besos para África y para vosotros

      Eliminar
  5. Son preciosas. Llora, es normal. Besos

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida al mundo de la maternidad. Como te entiendo. Al principio se llora mucho. Son las hormonas, las emociones y la preocupación son tan frágiles los recién nacidos. Unas niñas preciosas.

    Un abrazo

    Norma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norma, tú lo tienes recientito, la fase " me emociono hasta porque están viviendo su primer lunes" dura mucho? Besos}

      Eliminar
  7. Ursulinska12 mayo, 2014

    Ay mi pobre!! ...a mi sobrino pequeño también le subió la bilirrubina, verlo así tan chiquitín con esa luz me pareció tremendo, no me quiero ni imaginar lo que siente una madre y encima primeriza que todo es taaaan desconocido...nena, no limites tus sentimientos...llora, rie, chilla!!...joder, que son tus niñas y tus hormonas como no dar rienda suelta a todo lo que sientes!!!
    Te mando un beso enoooorme para ti y para esas 2 preciosidades...para el papá y los abuelos también jejeje que ellos también pasarán lo suyo!!! ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ursulinska, no veas cómo te agradezco el pensamiento en el papá y los abuelos, que están muy presentes y se encargan de ellas mejor que yo, porque de momento no estoy al 100%.... Besos

      Eliminar
  8. Montse, cariño, lo importante es que están bien las dos y tu. A partir de ahora momentos como el que viviste esa noche se repetirán. Cuando somos madres siempre se sufre por cosas como la fiebre, la ictericia, una caída de un columpio, una excursión con la guardería, un viaje de fin de curso, los paseos en moto, los deportes de riesgo, los novios y las novias, lo que comen o no come... Pero no te asustes, hay otra parte mucho más habitual y y fantástica que es todo el tiempo de amor mutuo, de sonrisas y caricias, de complicidad, de verlos crecer , de un amor diferente a cualquier otro. Mi hija mayor cumplió el día 5 (tauro como las tuyas) 29años y recuerdo cuando nació con sólo 7 meses de embarazo, cuando a los dos días de nacer la operaron para extirpar le un ovario y que durante 20 días no pude tocarla sino sólo verla a través de un cristal. Ahora es mi misma niña, toda una mujer abogada y sobre todo muy buena persona. En fin Montse que te esperan muchísimas cosas maravillosas que compensaran esos momentos que no serán tan estupendos. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Conchi, cuánto cariño a través de los comentarios en el blog me transmites siempre. Te lo agradezco mucho. En mi familia no había Tauros hasta ahora, qué tal son?
      La historia de tu hija me ha conmovido y he llorado imaginando algo así. Todo se supera con valentía y coraje y es lo que le desée a mi peque esa noche, que fuera guerrera. Me encanta que digas que tu hija es buena oersona, eso se lo he oído siempre a mis padres que querían que fuéramos buena gente.
      Un abrazo enorme

      Eliminar
    2. Gracias mi niña y aprovecha para llorar ahora que sigues en la clínica, que en casa no tendrás tiempo. Mi hija es tauro del 5 de mayo y su padre del 2. Yo no creo mucho en esto de los horóscopos, pero mi hija es tranquila, muy habladora y algo fantasiosa. Es terca, cuando algo se le mete en la cabeza no para hasta que lo consigue. También es muy generosa y bastante fiestera. Besos y encantada de escribirte y saber de ti.

      Eliminar
  9. Te entiendo perfectamente, al principio todo es incredulidad, reponerte y demás pero hasta que no pasan un par de días no eres totalmente consciente de esa vidita que tienes en brazos. ENHORABUENA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sí me imaginaba que el momento de tener por primera vez en brazos a tus hijos era el más emocionante, no sabía que lo que venía después era aún mejor! Muchas gracias

      Eliminar
  10. Enhorabuena, unas niñas preciosas!
    bss
    Pilar

    ResponderEliminar
  11. Ooohh son preciosas!!! Y yo me las imaginaba rubitas jeje
    Me encantan sus nombres!
    Y bueno, a los gabachos que les vayan dando, estiraos que sin! Tú, si necesitas llorar, llora! Que luego eso se queda ahi...
    Espero que pronto os vayais a casita y puedas disfrutar de tus peques.
    Nena!! Ya eres mamá!!!
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Trax, muchos gracias, han salido en eso del pelo al padre... Aunque yo de bebé tampoco era rubia y sí ya de niña... Ya veremos. Lo que te aseguro es que son ya muy diferentes una de otra. Gros bisous!!

      Eliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo, esto cómo es, te has arrepentido del comentario?
      Muchos besos, ya estoy deseando llevarlas al pueblo. Muchos besos

      Eliminar
    2. No,es que habia alguna falta,jolin no me has dado tiempo ha poner el otro

      Eliminar
    3. Ves con las prisas de contestarte esa a es sin h.....jajajajajaja

      Eliminar
    4. Veras cuando vengan a VILLALPRAO que achuchones las voy a meter.....jajajajajaja.

      Eliminar
  13. Jod... Montse lo que me has hecho llorar y es que no hay nada mas grande que una madre y tu lo estas experimentando ahora con tus dos muñecas,aprovecha el tiempo al maximo ya que pasa demasiado deprisa.Maria y Carmen que nombres mas bonitos, aunque tu ya sabes que yo tengo mas debilidad por Carmen por la parte que me toca.Un besazo muy fuerte,disfruta de tu maternidad y de esas princesas que Dios te ha dado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manoloooooo, ya les darás buenos achuchones y tendrán sus primeros churros contigo...
      Que sepas que cuando elegíamos nombres y pensábamos en opciones Edouard no tenía muchas referencias claro, pero yo pensé en ti con el de Carmen.
      Besos a pares

      Eliminar
  14. Patatuela12 mayo, 2014

    Te voy a hacer una playlist con canciones sube ánimos y otras de nana, aportación de la tita para pasar momentos duros de manera más llevadera...todo para las pitusillas y sus papis!!! Nena tú lo que necesites, llorar, reír (saltar aún no, por tu tatis), ánimo!!!! y sigue haciéndonos parte de estos momentos con tus fotos y tus textos! en estas dos fotos se ve perfectamente que son muy distintas...ohlala! muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las de nanas sí please.... Las otras ya no hacen falta, serían las hormonas o la fototerapia , el caso es que es historia... Un beso gordo gordo

      Eliminar
  15. Ayyyyyyyyy, Montse!!!
    Enhorabuena preciosa!!!!
    Tienes unas gallifantas lindas...y son tan distintas!!!
    Leyendote me emociono y es que en poco me tocará a mi vivir todo eso y
    una nunca sabe como lo hará.
    Espero que esa pequeña bilirrubina se haya estabilizado, pronto estarás bailando esa cancion con ellas y contandoles la anecdota entre risas.
    Entiendo tus lagrimas, nos piden estar plenas, felices, radiantes...y son tantas emociones juntas, tantos cambios físicos y psiquicos...llora si lo necesitas, no hay que contener las emociones nunca.
    Verás como pronto la sonrisa será inevitable.
    He estado cotilleando tus fotos del instagram y la de la toalla me ha encantado.
    ¿como que no estás como una rosa? la que es guapa es guapa siempre.

    Un beso fuerte y a recuperarse con esas dos torbellinas.

    Sigue contando que me encanta leerte, aunque no siempre te comente estoy por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mukali, te va quedando menos... Qué maravilla verás verás y con los sentimientos que expresas tú, será un placer leerte. Disfruta de todo, hasta de las lágrimas.
      Y sí son muy diferentes, elegí mis gallifantes cuando abrí el blog, pues así han salido mis nenas, no elefante y gallina pero sí que hay cien diferencias entre ellas... Un abrazo

      Eliminar
  16. Enhorabuena, ya les puedes ver la cara y tocarlas y .... ¡Qué bien! Os deseo lo mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Véronique. Un abrazo

      Eliminar
  17. Llora todooo lo que quieras y también hay que dejar que los tuyos te digan que no llores. Se preocupan y es normal, pero hay que llorar es todo taaan emocionante. Yo todavía tengo momentos de no creerme que esa cosita bonita es mia. Te sientes afortunada y eso emociona. Ay... todavía me quedan demasiadas hormonas en mi cuerpo porque de pensar en cómo te estarás siento me emociono.
    En fin que me enrollo felicidades otra vez y felicita al papi y a los abuelos. Achucha mucho a tus gallifantas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss qué momentos, verdad?
      Disfruta mucho de tu Alma, disfrutemos todo lo que podamos de nuestro nuevo papel de madres.
      Un besote

      Eliminar
  18. *siento =sintiendo.
    Eso pasa por escribir mientras tengo a la nena pegaita a mí.

    ResponderEliminar
  19. Por fin ya sabes lo es ser madre!!!!!Con los 19 años años de mi hijo me he metido en tu piel y me he sentido como tú.Pero te puedo asegurar que cada vez que lo veo en su cama, dormido, lo veo como a esos dos preciosidades que acaban de llegar a tu vida.No sabes cuánto me alegro de que por fin, tu sueño se haya cumplido. Mil besos.C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el sentimiento de la madre por sus hijos va en aumento toda la vida, así lo siento yo con mi madre y ahora con cada día que pasa viendo a mis propias hijas. Un abrazo y muchas gracias

      Eliminar
  20. Enhorabuena Montse!!! sigo leyendo tu blog a menudo, y que sorpresa (no tanto porque ya iba siendo tiempo ;) ) cuando hoy abro y veo a tus dos preciosidades!!! :)

    ¡¡¡Así que enhorabuena de parte de todo el Equipo de Expat blog :D !!!

    Y 3 besos grandes para ti y tus niñas!!!

    Sarah

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuchas gracias, pronto nuevas historietas de expatriada ahora con hijas...
      Un abrazo

      Eliminar
  21. La de la derecha es idéntica a tu madre! Que pasada.

    ResponderEliminar

Los comentarios enriquecen el blog, si te apetece escribir... merci beaucoup!