11 abril, 2014

El barreño de las madalenas

Hemos racionalizado muchas compras porque: 

1/ hemos heredado algunas cosas de los sobrinos del franchute; además de evitarnos el gasto es bonita la transmisión que se realiza entre los primos

2/ si nos van haciendo falta algunas cosas que no tenemos previstas podremos comprarlas por internet y recibirlas rápidamente.  Resulta difícil a veces no dejarse llevar por el consumismo, todo el mundo empuja a ello, como si todos los trastos fueran necesarios, cuando un bebé (o dos) lo único que realmente necesita es cubrir unas pocas necesidades básicas.

3/ no disponemos de todo el sitio que quisiéramos (ya os conté que vamos a compartir habitación con las gallifantas)

Una de las últimas compras ha sido la de la bañera anti-cólicos. No sé si su eficacia en este sentido puede corroborarse al 100%, a mí me parece una buena solución para nosotros porque al ser transportable la podemos colocar donde queramos, llenarla y vaciarla rápidamente y no coge mucho sitio. 

            

No cuesta cara comparada con el resto de bañeras para bebés, pero claro no es más que un barreño, con un poco más de fondo,  como los que tenemos en el pueblo para hacer madalenas, así que cuando ya no le demos el uso al que está destinada podremos reciclarla ;)

 
        

En estos barreños nos bañaban a mi hermano y a mí en el patio de casa de mi abuela, y aunque no tengo aquí esas fotos sí que puedo mostraros la pintaza tan buena de la última tanda de madalenas, que hicieron mis tías la semana pasada...


        

Una Semana Santa 2014 que empieza lejos del pueblo y sus tradiciones pero en los que pensamos constantemente. 


6 comentarios:

  1. No conocía esas bañeras, pero también me ha recordado a los barreños donde nos bañaban en el pueblo, jeje.
    Y vaya pintaza las madalenas! Ya me dirás si venden esas delicias, que me paso un día.
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si un día pasas por mi pueblo, Villa del Prado rn la provincia de Madrid, no te las vendo, te las regalo!

      Eliminar
  2. La cuñada de mi hermana usó ese bañera con su enana por los gases y funcionaba! !
    Hacéis bien en no acumular mucho...nosotros por no tener no tenemos ni un mueble cambiador como tal. Compramos una tabla cambiadora que se fija a la cuna y tan ricamente. Besitos y recuerdos a la sra Montse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Improvisando que es gerundio... Un abrazo!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Dicen que la bañera esa va de fábula, yo no la utilicé con mi hijo así que no lo sé de primera mano.
    ¡Feliz Semana Santa! Aquí, se hacen buñuelos, perfectos para la operación bikini :)

    ResponderEliminar

Los comentarios enriquecen el blog, si te apetece escribir... merci beaucoup!