18 febrero, 2014

Vísteme despacio

Curiosamente ahora cuando estoy poco a poco distanciándome del trabajo y la oficina es cuando menos encuentro el momento y la inspiración para contar algo. Antes aprovechaba los trayectos y las pauses-déj para hacerlo y ahora que cuento con tiempo no lo estoy haciendo. 

En cierto modo esta inactividad me pesa un poco, me levanto con el franchute y desayuno con él por las mañanas y cuando le veo prepararse y salir de casa me quedo algo ploff. Ya sé que es un momento perfecto para aprovechar y disfrutar y no tengo duda de ello, pero las transiciones están para eso... Dejar atrás lo conocido y titubear pensando en el futuro.

No es menos cierto que apenas si tengo energía para nada, puedo salir a dar un paseo pero sabiendo que tendré que pararme en algún sitio para ir al servicio y que volveré de seguro con la tripa dura. O puedo ponerme a leer anticipando una postura incómoda 5 minutos después.

Van pasando los días y la torpeza y la lentitud se van apoderando de mí; me siento para poder calzarme, he metido una silla en el cuarto de baño porque no aguanto estar de pie mientras me voy preparando, no duermo bien... En resumidas cuentas, pequeños désagréments del embarazo que no consiguen impedir que siga pensando que esto es un auténtico regalo... En la última ecografía cada una mide ya 30 centímetros y vistos y sentidos los golpes creo que compiten en la categoría de los pesos pluma en boxeo tailandés, con brazos, piernas y cabezas... Todo debe estar permitido porque las sensaciones son tremendas!! 

Además de esta dicha, lo mejor de los últimos días ha sido la visita del pollito, ma grande copine Laurita. Vivimos períodos de vida diferentes pero el cariño que nos tenemos no nos impide compartir inquietudes. Es emocionante imaginar la próxima vez que nos veamos. 

Y quiénes no voy a tardar en ver son mis padres, que llegan esta semana a darle vuelta y media a mi train train quotidien. Ya están preparando la maleta, ya he contestado a las preguntas de rigor, "cominos? bicarbonato? colorante para la paella? ajo en polvo? sobres para las natillas?" ... Mi padre que es el cocinero oficial no quiere verse sin opciones una vez aquí... 

Gros bisous!! 

El iPad, la agenda y el fieltro con el que espero ocupar el tiempo

Et ça pousse!


20 comentarios:

  1. Las etapas se suceden y lo importante es asumirlas con el ánimo y la ilusión de cada momento y no es tan importante llegar el primero que llegar con con la plenitud y la certeza que da un nuevo "modus vivendi"lleno de esperanza y vida.
    ¡¡Ánimo la meta se aproxima y solo quedan pequeños repecho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pequeños repechos? Me queda la etapa de alta montaña!!

      Eliminar
  2. Que lindo post!
    Lo de la tripa dura son pequeñas contracciones según me decía mi matrona con mi primer embarazo... yo estoy de 29 sem y solo de un bebé y ya me siento un guiñapo!!! jajajajaja
    Animo! que al final tooodo merece la pena multiplicado por 100!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las llamadas contracciones de Braxton Hicks.

      Eliminar
    2. Gracias Noelia, a ratos la sensación de ser un trapo viejo puede con toda la magia del momento. Pero sé que es pasajero. Besos

      Eliminar
  3. El útero se está entrenando para cuando llegue el gran día, no es más que eso.
    Descansa y piensa que seguiran luchando por el espacio cuando salgan...Sucede aunque se lleven años entre sí.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ya me han dicho que es normal, qué ganas de ver cómo se pelean entre ellas!

      Eliminar
  4. Oh, te veo requeteguapa!!
    Es una nueva etapa de todas las que te esperan ahora. Lo importante es ir adaptándose poco a poco. Imagino que el día se hace largo sin "ocupaciones", pero imaginas tener que ir a trabajar con esas incomodeces??
    Me alegro de que las pequeñajas sigan perfectas y guerreras, jejej.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merci! Desde luego, ya no puedo estar sentada todo el día en una silla... Besos

      Eliminar
  5. Estás muy guapa. Los colores del fieltro me encantan. Ya nos contarás.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo el fieltro el relleno y las ideas, faltan las ganas de ponerme a ello... Besos

      Eliminar
  6. Me pasó lo mismo, en la baja publique menos que nunca. Disfruta de esta etapa, no volverá. Pronto tendrás dos extensiones de ti en el mundo. Te proporcionaran la mayor felicidad y las mayores preocupaciones.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Norma, tú lo tienes tan reciente y fresco en la memoria que te creo todo y todo! Besos

      Eliminar
  7. Hermosa "Nizañola". Verte la cara confirmó la sospecha!. Sos y ESTAS hermosa!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brava Maru! Gracias y un fuerte abrazo!!!!

      Eliminar
  8. Que guapa y como va creciendo esa barrigota!!
    Esos contrabandos alimentarios familiares... jjaja,
    bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vienen a Francia y salvo excepciones si salimos a comer fuera, comemos comida española... Ja ja

      Eliminar
  9. Vete a una agencia de modelos premama;no se puede estár más guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja pero existen? Todas las embarazadas con ropa premamá en las tiendas online pensaba que eran modelos con prótesis, son todas finísimas, con muslos delgadísimos y tripas respingonas... Y yo no respeto los cánones, pero muchas gracias por el piropo!

      Eliminar
  10. Yo también estoy tremenda de grande pero por suerte encontré cosillas en la tienda premamá de www.shopmami.com porque ellos si que están preparados para una embarazada de verdad, jaja.....

    ResponderEliminar

Los comentarios enriquecen el blog, si te apetece escribir... merci beaucoup!