05 julio, 2013

Leche condensado

Antes de que los Starbucks conquistaran las grandes ciudades de este mundo (y como Niza no es gran ciudad aquí no tenemos), y de que los McDonalds se convirtieran en cafeterías, lo que más se estilaba en verano además del café con hielo, era el blanco y negro (café con su bola de helado de nata dentro) y el café bombón (café, con o sin hielo, con un buen chorreón de leche condensada).
Ay qué peligro tengo con un tubo de leche condensada en el cajón de la oficina...

Por cierto, aquí es "el leche" concentrado y azucarado.






2 comentarios:

  1. Me voy a ir a comprar la leche condensada ahora mismo...que tuve que dejar de comprarla porque me la como a cucharadas...qué rica...y los cubitos de hielo de café ..qué gran idea...Brindaré pensando en ti con mi café bombón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tómate uno por mi y yo otro por ti. Muac!!

      Eliminar

Los comentarios enriquecen el blog, si te apetece escribir... merci beaucoup!