25 junio, 2013

De boda galega

Cada vez que he ido a una boda desde que tuvo lugar la nuestra me he acordado de la ilusión con la que se prepara y del momento tan importante que supone no sólo para los novios sino para toda la familia y amigos. Y cada vez que asisto a los votos matrimoniales de las parejas no puedo evitar pensar en los nuestros, que cada uno pronunció en su idioma y que sellaron nuestra historia 6 años después de empezarla.

En 72 horas excepcionales además hemos podido ver a los padres del franchute, que quisieron descubrir Santiago de Compostela y a los míos que estaban deseando vernos y se les nota mucho ;)




6 comentarios:

  1. Qué bonito sitio! Y qué guapos estais!!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trax, tú que me aprecias!

      Eliminar
  2. Estabas guapísima y tus padres estupendos, y el franchute, como tú lo llamas, muy requetebien, sisisi. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja Conchy se lo voy a decir a mis padres, que a mi madre la hará ilusión. Muchas gracias!

      Eliminar
  3. q guapisima!!!
    Me encanta ese tocado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fani, ojalá tuviera más ocasiones para ponerme tocados, me encantan!

      Eliminar

Los comentarios enriquecen el blog, si te apetece escribir... merci beaucoup!